domingo, 29 de noviembre de 2009

LA MUJER SAMURAI





En Japón el papel originalmente predominante de la mujer encuentra su primera manifestación en los documentos mitológicos de ese país, que tradicionalmente ponen de relieve la supremacía de AMATERASU, la diosa del sol, entre todas las divinidades que existían en Japón.
Las primeras crónicas de la historia japonesa están repletas de las hazañas de reinas guerreras que dirigían sus tropas contra fortalezas enemigas en las tierras de Yamato o atravesando el estrecho de Corea. Con el tiempo la creciente influencia de la doctrina de Confucio empezó a reducir su posición poniéndoles trabas con restricciones de todo tipo a pesar de eso surgió una nueva raza de mujeres de las provincias, los miembros femeninos de los buke, (samurai), que se unieron a los hombres en la lucha por el predominio político y militar. Estas mujeres no lideraban tropas pero estaban impregnadas de la misma tradición marcial, y aferrándose a aquellas costumbres belicosas que caracterizaban a sus hombres como una clase, eran una severa imagen de sus compañeros varones.
La mujer samurai era entrenada para ser tan leal y tan comprometida como su padre, hermanos y marido y, al igual que sus parientes varones, se esperaba de ellas que llevara a cabo cada tarea a la que estaba autorizada, incluidas aquellas que pudieran implicar la fuerza con armas.Entre las armas que la mujer samurai manejaba con habilidad se encontraba la lanza tanto recta(yari), como curva (naginata), que se acostumbraba a colgar encima de las puertas de las casa de los militares y que ella podía utilizar para atacar a los enemigos o a cualquier intruso que se encontrara dentro de los dominios del clan.Ella tambien estaba familiarizada igualmente con la daga corta (kaiken),que al igual que el wakizashi de los guerreros varones, la podia llevar personalmente en la manga o el fajín y emplearla con destreza contra enemigos armados en un combate cuerpo a cuerpo o tirarla con un precisión mortal.Esta misma daga era la que utilizaría si se comprometía a cometer el suicidio ritual, no atravesandose la parte baja del abdomen como su compañero varón, sino cortándose la garganta de acuerdo a las reglas del suicidio ritual.
*Fuente:Los secretos del samurai(Oscar Ratti,Adele Westbrook)

2 comentarios:

aniki dijo...

He llegado a tu blog por puro azar, y me alegra. Hace unos meses estuve leyendo la historia de Tomoe Gozen, y tu post añade datos interesantes a la información que ya tengo acerca de la mujer samurai. Me encanta la historia y la cultura japonesas. Te seguiré de cerca por si decides publicar más a menudo.

Besossss. Aniki.

AIKIDOTENERIFE dijo...

muchas gracias Aniki intentaré publicar algo mas en breve gracias y un saludo